Jardín Botánico de Madrid

De pasada por el paseo del Prado en Madrid, me sorprendió la idea de entrar, solo por dejar pasar el tiempo, al Jardín Botánico de Madrid. Para sorpresa mía, me impresiona el cuidado detallado y minucioso de las instalaciones, las plantaciones, las variedades de flores exóticas, plantas diversas y una distribución única pensada para disfrutar de una tranquilidad prohibitiva en muchos lugares de Madrid.

Ideado por Fernando VI en 1755 el Real Jardín Botánico de Madrid, primeramente se instaló en la Huerta de Migas Calientes, próximo a la denomina Puerta de Hierro, a orillas del río Manzanares. Contaba con más de 2000 plantas, recogidas por José Quer, botánico y cirujano, en sus  viajes por la Península y el resto de Europa. A partir de 1774, Carlos III dio instrucciones para su traslado al actual emplazamiento del paseo del Prado, donde se inaugura en 1781. Sabatini (arquitecto del Rey) y Juan de Villanueva, al que debemos el Museo del Prado, el Observatorio Astronómico y otras obras, se hicieron cargo del proyecto.

El Jardín Botánico de Madrid es un lugar ideal para ir con niños, caminar con tu pareja incluso meditar y relajar del estrés de la ciudad que te espera a tan solo unos cientos de metros. Sus entrecalles rodeadas de una vegetación inigualable en Madrid, son y han sido sin dudas,  la inspiración de muchos, incluso la mía. Si Madrid es tu destino, el Jardín Botánico puede ser una sabia elección.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s